Todas las bodegas tienen un posicionamiento, trabajado o no, intencionado o no, lo cierto es que todas las marcas de vino causan una impresión a los demás.

La impresión, sensación o percepción que tienen tus clientes al ver, consumir o experimentar tu marca de vino es tu posicionamiento.

El problema es que cuando el posicionamiento no está bien trabajado y se deja al azar suele provocar:

  • Bajo reconocimiento de marca. Una percepción y reconocimiento de marca muy débil. Esto hace que nadie se acuerde ni recuerde tu marca
  • Contradicciones y desconfianza: Es fácil que los clientes y consumidores encuentren contradicciones entre los distintos elementos que perciben. Estas contradicciones generan desconfianza a la hora de decidirse por tus vinos y hace que finalmente elijan otra marca o, en el caso de los distribuidores, no trabajen tus vinos con confianza
  • Posicionamiento no deseado: Pueden sentir tu marca de forma distinta y dentro de un segmento diferente a lo que realmente te gustaría. Esto hará que, por ejemplo, tengas dificultades para vender vinos de gama media o alta si tus clientes asocian tu marca a vinos de precio más bajo. O por ejemplo, que no seas capaz de captar a un determinado tipo de público (jóvenes, personas de alto poder adquisitivo, mujeres, ejecutivos y gente de negocios…)  porque tu marca no conecta con sus inquietudes, necesidades o estilo de vida.

Si reconoces alguno de estos problemas significa que necesitas mejorar el posicionamiento de tu marca, es decir, lo que tus clientes y consumidores potenciales piensan y sienten sobre tu marca y tus vinos.

En este artículo te voy a contar cómo mejorar tu posicionamiento para tener una marca de vino fuerte y reconocida en su segmento, lo que te permitirá elaborar los vinos que realmente deseas y venderlos al precio que quieres, pudiendo tener un negocio vinícola rentable y con el que te sientas feliz e ilusionado.

Cómo mejorar el posicionamiento de tu marca de vino

Un posicionamiento de marca fuerte, diferenciador y memorable se consigue cuando ocurren estas tres cosas:

1# Coherencia. Existe coherencia entre todos los elementos que hablan de tu marca

2# Visibilidad. Consigues que tu marca esté visible, que se la vea, que esté presente en muchos sitios

3# Repetición. Repites una y otra vez el mensaje de marca para que se perciba y asocie a aquello que quieres; valores, gama de calidad, imagen, segmento de público…

Por lo tanto, si quieres empezar a mejorar y fortalecer el posicionamiento de tu marca de vino, sigue los siguientes pasos:

Paso 1. Revisa tu posicionamiento actual

Analiza cómo estás siendo percibida tu marca de vino y si coincide con el posicionamiento que realmente deseas.

¿Qué están transmitiendo cada uno de los elementos que acompañan a tu marca? Haz el análisis de forma crítica y realista, incluso pregunta a tus clientes para comprobar si ellos lo perciben como tú crees.

Todos los elementos son importantes y deben mantener la coherencia y estar alineados con el posicionamiento que pretendes conseguir: botella, etiqueta, presentaciones comerciales, imagen del stand en ferias, diseño de la web, contenidos sobre tus vinos en redes sociales, entrevistas o notas de prensa, publicidad…

Paso 2. Desarrolla más el posicionamiento deseado

El posicionamiento es un concepto que resulta muy complejo y abstracto por lo que necesitas trabajarlo y dotarlo de contenido. Es más, necesitas sentirlo y tener muy claro lo que quieres transmitir y lo que no.

Tu posicionamiento puede centrarse en la experiencia de consumo, en la forma de cultivo y elaboración de tus vinos, en la personalidad del fundador o fundadores de la bodega, en la causa que os mueve por dentro al hacer lo que hacéis y cómo lo hacéis…

Desarrolla todos los aspectos que consideres adecuados para dar forma a tu posicionamiento.

Y una vez lo tengas claro déjalo reflejado en texto para que siempre puedas consultarlo, revisarlo o actualizarlo.

Ese texto te servirá de base para pensar en los elementos que realmente te ayudarán a trasladar y posicionar tu marca: colores, imágenes, palabras clave, mensaje de marca, conceptos…

Entramos aquí en una fase complicada y si no cuentas con conocimientos de creatividad y benchmarking  te recomiendo trabajar con un especialista en branding.  Puedes pedirnos presupuesto aquí.  

Si la opción de contratar un especialista en branding no te encaja, entonces trabajadlo internamente dentro de la bodega y aunque el resultado sea más ‘casero’, también podéis conseguir un buen resultado siempre que los distintos elementos tengan sentido con lo que queréis transmitir y guarden coherencia entre sí.

Únete al

Club de Marketing de Bodegas

Te enseñaré cómo diferenciar tus vinos y aumentar tus ingresos con estrategias de marketing que funcionan en el sector del vino. Y además te regalo mi guía 'Cómo Vender Vino en un Mundo Digital'

que ya están creando una marca diferenciadora

Paso 3. Trabaja los elementos que te ayudan a crear y posicionar tu marca de vino

1# Tus precios. El precio es un elemento clave en el posicionamiento de un producto, más aún si hablamos de vino.

Entre los factores que ayudan al consumidor a elegir un vino se encuentran el precio y la marca.

Ambos aportan información y confianza acerca del rango o segmento de calidad del vino a elegir.

Pero cuando menciono el precio no me refiero a que la gente siempre elija el más barato.

Dependiendo del tipo de consumidor, de sus gustos, de su poder adquisitivo, de sus conocimientos de vino, del momento de consumo…., el consumidor puede elegir el más caro, un precio intermedio, una marca menos conocida de precio similar al de una marca de conoce…

Lo que está claro es que el precio guía en la decisión de compra y posiciona tu marca dentro de un segmento.

Por lo tanto, debes tener mucho cuidado con la promociones, ofertas por cantidad de pedido y con cualquier estrategia comercial que te haga vender tus vinos a precio más bajo de lo que establece tu estrategia de posicionamiento porque esto hará que tus clientes, los clientes de tus clientes y el consumidor, asocien tus vinos a un precio bajo y por lo tanto, a una gama más baja, lo cual hará que cada vez te cueste más vender vinos de gamas y precios más altos.

Quizás se te pase por la cabeza la idea de basar tu posicionamiento en ser la marca más barata de tu segmento. No te recomiendo hacer esto, estarás cavando tu propia tumba ya que siempre habrá alguien dispuesto a vender sus vinos a un precio más bajo.

Es mucho mejor basar tu posicionamiento en crear una marca fuerte y reconocida por la que la gente esté dispuesta a pagar lo que vale.

2# Marcas y etiquetas de tus vinos. Asegúrate de que tu marca se asocia al posicionamiento que realmente deseas en todas tus botellas y etiquetas.

Por ejemplo, es posible que estés vendiendo vinos que no están dentro de la gama o segmento en el que quieres posicionarte o que hayas creado otras marcas para tus vinos de gama media o alta y apenas se identifique en su botella tu marca principal.

Debes definir una estrategia de marcas y etiquetas coherente con el posicionamiento que deseas tener en el mercado y a partir de ahí rediseñar etiquetas si es necesario.

3# Tu Stand en Ferias. Tu stand en las ferias es importante a la hora de que tus clientes potenciales puedan elegirte para visitarlo, probar tus vinos y sentir que tu marca les ofrece el tipo de vinos que están buscando.

4# La web de la bodega. Tu web debe ser de la misma calidad que tus vinos para que aporte la imagen y posicionamiento que deseas. Y su diseño debe mostrar los colores, las imágenes, las palabras clave y los contenidos que has definido para mostrar y trasladar el posicionamiento de tu marca.

5# Textos, fotos y contenidos sobre tu marca. Hay muchos lugares donde vas a hablar de tu marca usando palabras, textos, fotos y/o vídeos. Los contenidos te ayudarán a mostrar tu mensaje de marketing, a trasladar los valores, la esencia o el por qué de la marca.

A través de los contenidos podrás contar la historia de la marca, experiencias de consumo…

Y podrás difundir todos estos contenidos en la web y blog de la bodega, a través de una newsletter, por las redes sociales, en el canal de Youtube de la bodega, en un vídeo de presentación para ferias, eventos o visitas comerciales…

Lo importante es generar contenido de calidad para transmitir el posicionamiento deseado.

Es fácil caer en el error de compartir contenidos contradictorios o incoherentes con el posicionamiento de tu marca, por ejemplo, imágenes de baja calidad en los que se muestran vinos de gama alta, contenidos para personas que no entienden de vino cuando lo que buscas es llegar a amantes del vino para venderles vinos de gama Premium…

En este sentido, es importante trabajar los contenidos de forma planificada siguiendo un calendario en el que se establecen los objetivos de cada contenido y el tipo de contenido que realmente hay que crear, así como cuándo y dónde difundirlo.

6# Publicidad. La publicidad da visibilidad a tu marca y te da la opción a repetir una y otra vez tu mensaje de marca y posicionamiento.

Sin embargo, se debe cuidar muy bien qué publicidad y dónde se hace. El tipo de publicidad que se hace, los medios de comunicación o soportes elegidos, los espacios en los que se muestra tu marca y junto a qué otras marcas apareces resultan elementos clave para que la publicidad te ayude a posicionarte donde quieres.

7# Reputación. Lo que la gente opina de tus vinos.

La reputación y lo que otros dicen de tu marca son elementos clave para mejorar el posicionamiento de tu marca de vino.

Empieza por lo más sencillo, pide opiniones a tus clientes, tanto distribuidores como consumidores. Si recibes visitas en la bodega es un momento excelente para pedirle una opinión.

Y por otra parte están los premios, concursos y medallas, así como las valoraciones de sumilleres, enólogos e influencers del mundo del vino y la gastronomía.

Traza una estrategia para conseguir valoraciones y opiniones y después difunde todas estas opiniones, premios y valoraciones a través de los distintos elementos de comunicación que utilices: en tu web, en las redes sociales, en presentaciones comerciales, en emails o en tu newsletter…

¿Cómo vas a empezar a mejorar el posicionamiento de tu marca de vinos?

Una marca bien posicionada en el mercado te permitirá conseguir mejores resultados a nivel comercial, así que, ahora que sabes qué pasos seguir para trabajar tu posicionamiento en el mercado es hora de pasar a la acción.

Prepara los próximos pasos que darás para empezar a mejorar el posicionamiento de tu marca de vinos.

El posicionamiento y la estrategia de branding de tu bodega es mucho más importante de lo que puede parecer y realmente es lo que distingue a las marcas de vino de éxito del resto.

 Si crees que tienes que trabajar el posicionamiento de tu marca de vinos pero quieres hacerlo de la mano de buenos profesionales, entra aquí y mira cómo podemos ayudarte.

¿Quieres

DIFERENCIARTE

Únete a mi Club de Marketing del Vino y accede gratis a mi Masterclass "10+1 Estrategias para diferenciar tu marca de vino en el mercado"

en el sector del VINO?

Acerca del autor de este post, Eva Bernabé

Soy Eva Bernabé, consultora de Marketing para el sector del Vino. Trabajo con empresas vitivinícolas que quieren diferenciarse y crear una marca reconocida en el mercado para atraer clientes y aumentar sus ventas.