Casi todos los responsables y directivos de bodegas se enfrentan al mismo problema, diferenciar sus vinos, conseguir que el consumidor les vea, les conozca y le elija entre los cientos de miles de marcas que hay en el mercado.

Pero para diferenciarse lo primero que necesitan las bodegas es hacer las cosas de forma diferente, definir estrategias de negocio novedosas, ser originales en su mensaje de comunicación, explorar nuevos caminos…

Es entonces cuando te encuentras de frente con tu peor enemigo, uno de los principales frenos que te impiden solucionar tus problemas de falta de diferenciación, así como conseguir tu éxito empresarial.

Piénsalo unos segundos, ¿cuál crees que es tu peor enemigo?…

………………………,  ¿lo tienes?

 

Tu peor enemigo no son las marcas competidoras ni la falta de cultura vinícola del consumidor.

Tu peor enemigo tampoco es la falta de tiempo, ni la falta de dinero para invertir en marketing, ni siquiera tu falta de visión empresarial o de formación en marketing o ventas.

Todo esto se puede solucionar si identificas, dominas y controlas a tu peor enemigo.

Tu peor enemigo está dentro de ti, en tu cabeza. Es tu fronterizo.

Todos tenemos un fronterizo que es un crítico interno que disfrazado de pensamiento racional y lógico trata de protegernos frenándonos e intentando impedir por todos los medios que salgamos de nuestra zona de confort y probemos a hacer cosas que nunca hemos hecho antes.

Tu fronterizo te llena de miedos, incertidumbres, inseguridades, fatalismos, sentimientos de culpa, críticas… distorsiona la realidad para que no te muevas, no tomes decisiones, no actúes, y lo hace de una forma muy inteligente para que tú creas que esa es la opción correcta.

 

Únete al

Club de Marketing de Bodegas

Te enseñaré cómo diferenciar tus vinos y aumentar tus ingresos con estrategias de marketing que funcionan en el sector del vino. Y además te regalo mi guía 'Cómo Vender Vino en un Mundo Digital'

que ya están creando una marca diferenciadora

¿Cómo hacer frente al peor enemigo de tu bodega?

 

 

Nuestro crítico interno siempre va a estar con nosotros, no es posible echarlo de nuestra cabeza ni escapar de él.

Lo que sí podemos hacer es mantenerlo bajo control y no dejarle que nos convierta en personas estáticas e ineficaces que no luchan por conseguir sus sueños.

 

Paso 1. Si no sabías que tienes un fronterizo dentro de ti, ya has dado un primer paso importante.

Saber que muchos de tus problemas, miedos e inseguridades no son reales sino que solo están dentro de tu cabeza y son generados por tu fronterizo para “protegerte” de perseguir tus sueños y objetivos te ayudará a hacerle frente.

 

Paso 2. Aprende a oír e identificar a tu fronterizo, pero sin dejar que tome las riendas de tu negocio y de tu vida.

Conseguir esto no es tan sencillo, requiere intención, esfuerzo y práctica.

Es normal que no logres dominar siempre a tu fronterizo. Algunas veces no lo identificarás y creerás que los miedos o barreras que te muestra son reales.

Otras veces tendrás un mal día, estarás más negativo y cederás hacia la opción conservadora dejando que tu crítico interno gane.

 

Paso 3. Actúa y toma decisiones como si tuvieras la garantía de que va a funcionar.

Imagínate que pudieras adelantarte al futuro y ver que gracias a llevar a cabo una estrategia de marketing osada y diferenciadora, tu bodega y tus vinos han alcanzado el éxito y los has llevado hasta donde querías.

Por ejemplo, imagínate que tu marca es la favorita de tu consumidor ideal y los distribuidores se pegan por hacerse con tus vinos, por lo que antes de la vendimia ya tienes todo el vino vendido.

Este es el escenario en el que necesitas situar tu mente para tomar decisiones valientes e ir en busca de tus anhelos y sueños profesionales y personales haciendo frente a tu fronterizo.

Porque nunca lo olvides, jamás conseguirás nada nuevo haciendo lo mismo de siempre, que es lo que pretende tu crítico interno.

Tu bodega está en tus manos

 

No suelo hablar sobre mindset o mentalidad de crecimiento en mi blog, de hecho, es un tema que yo misma estoy incorporando en mi negocio y en mi vida últimamente porque creo que ayuda a establecer unas buenas bases para conseguir tus sueños y anhelos y, en definitiva, sentirte más feliz.

Lo cierto es que con este artículo intento que afrontes tus problemas sin pensar que la solución no depende de ti, o que tú o tu pequeña bodega no sois capaces de conseguir lo que realmente te gustaría.

Date el permiso de soñar lo que realmente quieres y empieza a actuar y a tomar decisiones para convertir ese sueño en realidad.

Y sé consciente de que para diferenciar tus vinos en el mercado y llevar al éxito a tu bodega vas a necesitar ganarle la batalla a tu peor enemigo, el fronterizo que está dentro de ti mismo.

 

¿Quieres

DIFERENCIARTE

Únete a mi Club de Marketing del Vino y accede gratis a mi Masterclass "10+1 Estrategias para diferenciar tu marca de vino en el mercado"

en el sector del VINO?

 

Acerca del autor de este post, Eva Bernabé

Soy Eva Bernabé, consultora de Marketing para el sector del Vino. Trabajo con empresas vitivinícolas que quieren diferenciarse y crear una marca reconocida en el mercado para atraer clientes y aumentar sus ventas.