¿La etiqueta de tus botellas transmite el valor real de tus vinos?

 

La etiqueta de una botella de vino resulta clave para motivar la decisión de compra en el lineal de vinos o en la estantería del restaurante.

Pero además, tienes la suerte de que muchas de las personas que compran o piden un vino en el restaurante, sienten la curiosidad de leer la etiqueta para saber más cosas sobre el vino que están bebiendo. Esto no ocurre con otros productos. No desaproveches esta oportunidad.

Lo cierto es que la etiqueta de tus botellas es un elemento muy importante dentro de la estrategia de marca o branding de tus vinos, así que, con este artículo quiero ayudarte a crear etiquetas diferenciadoras que te ayuden a aumentar la rotación de tus vinos en los establecimientos y a mejorar el posicionamiento de tu marca en el mercado.

 

9 pautas para diseñar la etiqueta perfecta para tus vinos

 

 

1# Siempre como parte del branding. La etiqueta de tus botellas de vino es un elemento importante pero siempre integrado dentro de tu branding o estrategia de marca.

Tu marca, tu historia, tu imagen, tus colores y tu mensaje deben estar presentes en tus etiquetas. Diseñar una etiqueta llamativa puede ser relativamente sencillo, lo complicado es dar con un buen diseño que forme parte de tu estrategia de marca y capte la atención de tu cliente ideal.

Por ejemplo, las etiquetas de los vinos Habla además de ser elegantes, minimalistas y generar cierto misterio acerca de lo que encontrarás dentro de la botella, están perfectamente alineadas con el branding o estrategia de marca.

 

 

2# Atrévete a sorprender al consumidor con cosas que no espera. Utiliza la etiqueta para diferenciarte. No pongas en tu etiqueta lo mismo que ponen la mayoría de las bodegas.

Puedes usar diseños originales, creatividades llamativas y puedes contar cosas diferentes o explicar las características del vino de forma novedosa.

Los vinos 7 pecados son un claro ejemplo de esto:

 

 

3# Enfoca la etiqueta al cliente ideal y a mostrarle el vino que hay dentro, o incluso mejor, la experiencia que vivirá con el vino que encontrará en el interior de la botella.

La marca Win.O del grupo matarromera ha diseñado un vino y una etiqueta para un tipo de público concreto que no quiere o no puede beber alcohol.

 

 

4# Consigue que el consumidor recuerde tu botella, la busque y la identifique fácilmente entre el resto de vinos.

¿No te acordarás de esta etiqueta con solo verla una vez?

 

 

5# Tienes un espacio muy limitado en la botella, aprovecha tu etiqueta para diferenciar tu vino y bodega del resto, también del resto de vinos de tu D.O.

No dediques la etiqueta principal de la botella a la D.O. sino a tu bodega y tu vino. Es muy habitual encontrarse con vinos que utilizan la etiqueta para hablar de la D.O. a la que pertenecen. Si tu vino tiene sello de una D.O. ya incluirá la etiqueta específica del consejo regulador que todos los consumidores reconocerán, especialmente si van buscando vinos de dicha D.O. Es suficiente.

La marca Martín Códax aprovecha el espacio para reforzar el posicionamiento de su marca con la tierra y la cultura gallegas. Sí, es albariño de la D.O. Rías Baixas, pero sobre todo es Martín Códax.

 

 

6# La etiqueta frontal es clave para conseguir atraer al consumidor. Con la etiqueta trasera le podrás terminar de conquistar.

Yllera lo hace bastante bien con sus vinos cinco.5. Por delante la etiqueta resulta sugerente, por detrás te explica lo que encontrarás de diferente dentro de la botella.

 

 

7# Piensa en una etiqueta para un mercado global. Deja atrás localismos y regionalismos a no ser que tus vinos se vendan únicamente o principalmente en su región.

Con esto no quiero decir que no destaques o aproveches las peculiaridades que aportan a tus vinos el terroir y la región donde se encuentran tus viñedos.

Pero al hablar de tu región hazlo pensando en un consumidor internacional al que le interesará muy poco que dediques tu etiqueta a explicarle con todo detalle donde se ubican tus viñedos dentro de tu comunidad autónoma o tu provincia, totalmente desconocidas para él.

 

Únete al Club de Marketing del Vino

Además, te llevarás gratis la guía "Cómo vender vino en un mundo digital"

 

Por ejemplo, esta marca de vino argentina indica que se ubica al pie de la cordillera de los andes, conocida a nivel internacional. También podemos ver que está en Mendoza. No necesita dar más detalles acerca de dónde se encuentra exactamente.

 

 

8# No todas las etiquetas tienen por qué ser modernas, también hay hueco para la tradición.

Hay bodegas que cuentan con marcas muy posicionadas en el mercado y con una historia que las hace singulares.

Para estas marcas, apostar por un diseño moderno y trasgresor suele resultar arriesgado y quizás fuera de lugar. Prefieren conservar un estilo clásico y tradicional en sus etiquetas porque además es como sus clientes y consumidores les identifican.

Es el caso, por ejemplo, de los vinos Dehesa de los Canónigos. Su etiqueta es clásica y tradicional pero cede todo el protagonismo a su singular arquitectura, un caserío vasco construido en el S.XIX en la Ribera del Duero.

9# Apuesta por un diseñador profesional y una creatividad de calidad. La etiqueta es lo suficiente importante como para invertir en una buena creatividad.

Y si eres de los que preparan los textos y da unas indicaciones a la imprenta para que ellos mismos se encarguen del diseño “gratis”, piensa si realmente te compensa el ahorro.

El diseño es mucho más importante que la impresión, puede aportar diferenciación y valor a tus vinos, así como aumentar tus ventas. No te la juegues y deja que la imprenta se dedique a imprimir y que un diseñador se encargue de los diseños de tus etiquetas aunque te cobre por ello.

 

Ahora es tu turno

 

¿Crees que la etiqueta de tus botellas transmite el valor real de tus vinos? Si crees que sí, enhorabuena porque no es tan fácil conseguirlo.

Si por el contrario crees que tu etiqueta podría ser mejor, seguramente puedas aprovechar este artículo para ver qué aspectos están fallando y plantearte crear un diseño que te ayude a diferenciar tus vinos y vender más.

Si te ha gustado el post, dale a compartir. Y si quieres opinar sobre el tema, estoy deseando leer tus comentarios debajo del post.

 

Únete al Club de Marketing de Bodegas que ya están aumentando sus ventas

Te enseñaré cómo diferenciar tus vinos y aumentar tus ingresos con estrategias de marketing que funcionan en el sector del vino. Y además, te regalo mi guía 'Cómo vender vino en un mundo digital'

Acerca del autor de este post, Eva Bernabé

Soy Eva Bernabé, consultora de Marketing para el sector del Vino. Trabajo con empresas vitivinícolas que quieren diferenciarse y crear una marca reconocida en el mercado para atraer clientes y aumentar sus ventas.