¿Te has parado a pensar alguna vez si la web de tu bodega está preparada para vender? Yo si lo he pensado y he revisado la web de muchas bodegas con mucho renombre en el mercado. ¿Y sabes de lo que me he dado cuenta? La mayoría de las bodegas han hecho una web corporativa que, incluso teniendo tienda online, no está diseñada para la venta y por lo tanto, no atrae clientes ni es útil para generar negocio y ventas para la bodega.

Tu competencia está infravalorando el potencial de su web para generar negocio y tú puedes aprovechar su error para ganar posiciones y cuota de mercado en Internet. ¿Quieres saber cómo hacerlo?

Cómo tener una web que genere negocio en Internet

La web de tu bodega es tu centro de operaciones en Internet, el campamento base de tu estrategia digital. Así que, necesitas dotar a tu web, de estructura, contenidos y herramientas que permitan atraer y generar negocio en la red.

Tu objetivo es que tu cliente ideal encuentre a tu bodega en Internet antes que al resto de bodegas y además, que desde tu propia web, pueda comprar tus vinos o iniciar las negociaciones para realizar un pedido si se trata de un importador.

¿Cómo puedes conseguir este objetivo? Incorporando en la web de tu bodega tres elementos fundamentales:

  1. Contenidos de valor para tu cliente
  2. Herramientas digitales que permitan automatizar procesos de captación de clientes y venta de productos
  3. Páginas de venta de tus productos y servicios

¿Qué tal está la web de tu bodega en cada uno de estos puntos? Si anda floja no te preocupes porque te voy a explicar cómo mejorar cada uno de estos puntos paso a paso para que tu bodega pueda competir en el mundo digital al más alto nivel.

1) Contenidos de valor para la web de tu bodega

Tu cliente potencial, tanto si piensas en un importador como en el consumidor final de tus vinos, es una persona que usa Internet todos los días para buscar información de su interés.

La web de tu bodega debe incluir contenidos realmente valiosos para tu cliente, relacionados con tu negocio, el vino. De esa manera tus clientes potenciales encontrarán a tu bodega en Internet y habrás conseguido atraer y llevar a tu cliente hasta tu casa digital, tu web.

Para crear contenidos de valor en tu web te recomiendo crear un blog propio y publicar un post o artículo cada semana que aporte mucho valor a tus clientes. La creación de contenidos de valor y la gestión de un blog de vino requiere constancia y organización, y tiempo, al menos 7 horas a la semana.

Si tu dominio no tiene autoridad en Internet, que es lo normal al principio, cuenta con que vas a necesitar 5 o 6 meses para empezar a ver que tus artículos aparecen entre los primeros resultados de Google.

Puede parecerte mucho tiempo y mucho esfuerzo ahora pero superar esa barrera de entrada es fundamental para tener acceso directo a tus clientes potenciales en Internet. Una vez que consigas ganarte el posicionamiento en Internet, si eres capaz de generar contenido atractivo podrás captar cientos y miles de nuevos clientes a través de las búsquedas de Google.

Recuerda, muy pocas bodegas tienen blog propio y menos aún están creando contenidos de calidad y realizando una buena gestión de su blog para atraer clientes y ventas en Internet. Es tu oportunidad para diferenciarte y ponerte por delante de ellas en la carrera digital.

Seguro que estás pensando: Muy bien, Eva, pero ¿cómo puedo crear contenidos que resulten verdaderamente atractivos y útiles para mis clientes potenciales?

En primer lugar, analiza muy bien las necesidades de tus clientes para acertar con los temas que les interesan y sobre los que buscan información en Internet. Y generalmente no será lo mismo si te diriges a un importador, un hostelero o un consumidor de vino, aunque puede haber temas en los que todos coincidan. Te recomiendo crear una línea editorial distinta para cada uno de tus perfiles de cliente.

En segundo lugar, la persona o personas encargadas de la redacción de posts deben escribir posts que enganchen, con títulos e introducciones atractivas, hablar al lector de tú a tú y mostrar sin miedo la parte más auténtica y humana de la bodega.

Por último, prueba, analiza y quédate con lo que veas que mejor funciona. Una vez que vayas ganando lectores y visitantes al blog, cada vez que publiques un post usa Google Analytics para ver cuántas visitas ha recibido el post, el tiempo de visita, el % de rebote, cuántos suscriptores ha generado ese post o cuántas ventas ha captado. De estas dos últimas cosas te voy a hablar a continuación,…

2) Herramientas digitales para atraer clientes y ventas

Llegamos a otro de los elementos fundamentales que debe tener la web de tu bodega: Herramientas digitales para convertir a tus visitantes en suscriptores y después en clientes.

Un suscriptor es un visitante que decide darte su email para que puedas enviarle contenidos de su interés. Para ti es una oportunidad para establecer una relación cercana y de confianza con el suscriptor que pueda finalizar en venta.

Lo primero que debes hacer para captar suscriptores desde la web de tu bodega es incluir cajas de suscripción o formularios de solicitud de emails. Una de las herramientas más populares para diseñar e insertar estas cajas de forma fácil y rápida dentro de la web es el plugin Thrive Leads.

Si dentro de tu estrategia digital quieres llegar a distintos tipos de clientes (importadores, consumidores, restauradores…), te recomiendo diseñar cajas de suscripción distintas para cada perfil de cliente. Por ejemplo, crea un formulario específico para captar emails de importadores y otro para captar emails de consumidores. Puedes hacerlo ofreciendo un regalo específicamente pensado para cada tipo de cliente a cambio de apuntarse a tu lista de suscriptores. Por ejemplo, a los importadores les puedes regalar un pdf con ideas de trade marketing para ayudarles con la venta de vino a sus clientes, mientras que a los consumidores les puedes regalar un video sobre cata de vinos.

Así, cada caja de suscripción irá vinculada con una lista de suscriptores de forma que puedas establecer una línea de comunicación diferente para importadores y consumidores de vino. Además, ofrecer un regalo a cambio de suscribirse te ayudará a conseguir que tus listas de suscriptores crezcan más rápido, lo que se traducirá en mayores ventas.

Una de las herramientas más utilizadas para crear y gestionar listas de suscriptores es Mailchimp, aunque hay muchas más. Lo que permiten estas herramientas de email-marketing es automatizar los procesos permitiéndote establecer una comunicación periódica con el suscriptor para ofrecerle información de su interés relacionada con el mundo del vino y posicionarte como experto en la materia de forma que pasadas varias semanas puedas ofrecerle tus productos y finalmente decida comprar, tu objetivo final.

Ya tienes cajas de suscripción y listas de suscriptores, ya sólo necesitas crear tu serie de autorespondedores, un grupo de emails que irás enviando periódicamente desde que un suscriptor se da de alta en alguna de tus listas. Si contratas la opción de pago de Mailchimp podrás utilizar su función de autorespondedores que te permitirá programar toda la serie de emails para que se envíen de forma automática, altamente recomendable una vez que tu lista de suscriptores comience a crecer.

Únete al

Club de Marketing de Bodegas

Te enseñaré cómo diferenciar tus vinos y aumentar tus ingresos con estrategias de marketing que funcionan en el sector del vino. Y además te regalo mi guía 'Cómo Vender Vino en un Mundo Digital'

que ya están creando una marca diferenciadora

Esta estrategia de email-marketing que puedes poner en marcha desde tu propia web es fundamental para conseguir ventas en Internet. Y es que en el mundo digital, igual que en el mundo offline, la gente compramos las marcas, productos y servicios que mayor confianza nos generan. Así que, si eres capaz de crear una relación de confianza con tus suscriptores, éstos estarán deseando comprar tus vinos en lugar de los vinos de otras bodegas con las que no mantienen ninguna relación.

Y esto nos lleva directamente al último elemento que no debe faltar en tu web.

3) Páginas de venta de tus productos

Un poco de psicología. Las personas funcionamos siguiendo la ley del mínimo esfuerzo, que de hecho es una de las 7 leyes espirituales que utilizan las personas con éxito según el escritor y conferencista Deepak Chopra.

Y es que podemos pensar que es un signo de dejadez y vaguería de las personas pero todo lo contrario. Seguimos la ley del mínimo esfuerzo para lograr nuestros objetivos actuando del modo más eficiente e inteligente posible.

Si además añadimos la falta de tiempo, el exceso de información y la gran oferta de productos entre los que elegir que tenemos las personas en la sociedad actual, es completamente imprescindible facilitarle la vida a tu cliente si quieres que compre tus productos.

Aplicando la ley del mínimo esfuerzo, si eres una bodega y has conseguido llevar a tu cliente potencial hasta tu web no puedes pretender que se ponga a rebuscar en todas las páginas de tu web para encontrar un listado de restaurantes y vinotecas dónde puede ir a comprar tu vino. Y mucho menos esperes que tome nota de ello y la próxima vez que pueda ir a un restaurante decida ir al restaurante de tu listado a pedir precisamente tu vino entre todos los vinos de su carta de vino. Buf!, tu cliente potencial tendría que tener mucho interés en probar tu vino para seguir esa ruta tan alejada de la ley del mínimo esfuerzo.

¿Qué tal si facilitas un poco la vida a tus clientes? Crea páginas de venta en tu web para que un importador o distribuidor pueda solicitar la distribución de tus productos o para que un consumidor pueda comprar tus servicios de enoturismo o hacerse socio de tu Club de Vinos y acceder a tus vinos más exclusivos. Tus clientes estarán encantados de poder llegar directamente a tu bodega con sólo un clic.

¿A que suena bien?

Te voy a explicar entonces en qué consiste una página de venta y por qué no la puedes hacer de cualquier forma. Una página de venta es una página diseñada de principio a fin para vender los productos o servicios de tu bodega y para ello sigue una estructura muy concreta basada en el modelo AIDA (Atención, Interés, Deseo y Acción).

Para diseñar una página de venta vas a describir en primer lugar la necesidad de tu cliente ideal. Esta es la parte más importante de esta página, tienes que llegar a la parte emocional de tu cliente ideal y para eso tienes que ponerte en su piel y empatizar con él. Así te vas a ganar toda su atención.

¿Qué siente un importador cuando está buscando nuevas bodegas para su cartera de vinos? ¿Qué problemas encuentra?, ¿Cómo puedes ayudarle?

Ahí está la clave principal de una página de venta, conseguir que tu cliente vea que comprendes sus problemas y entiendes lo que necesita.  Y a partir de ahí podrás pasar a generar interés y deseo hablándole de los vinos de tu bodega y su forma de trabajo y colaboración con el distribuidor. Podrás explicarle cómo puedes solucionar sus problemas y necesidades.

En la parte final de la página de venta debes permitir que tu cliente pase a la acción. Si es la página de venta a distribuidores añade un formulario de solicitud de distribución de los vinos de tu bodega. Este formulario debe incluir varias preguntas que sirvan para conocer información del importador que te servirá para saber si es el tipo de cliente con el que estás dispuesto a trabajar, así como para preparar una primera reunión, preferiblemente por skype, con el objetivo de intentar establecer un acuerdo de distribución y cerrar un primer pedido.

Una página de venta así en la web de tu bodega resulta de gran utilidad para tu importador ideal puesto que le das la oportunidad de avanzar en su trabajo de selección de proveedores de manera práctica evitándole tener que enviar un emails de solicitud de información desde cero,  o llamar por teléfono en frío, o peor aún, tener que esperar a la próxima feria para visitar el stand de tu bodega. Una vez más, demasiado alejado de la ley del mínimo esfuerzo, ¿no crees?

¿Y en el caso de que tu cliente sea un consumidor o cliente final? También para él deberás hacer una página de venta y ponerte en su piel. ¿Qué siente tu consumidor ideal al seleccionar un vino para acompañar la próxima celebración familiar? ¿Qué dificultades encuentra?

La página de venta dedicada a este tipo de cliente ideal comenzará describiendo los problemas que siente tu consumidor ideal al comprar vino o la frustración que siente cuando no encuentra vinos que cumplan sus expectativas, por ejemplo. La página continuará explicando los productos o servicios que puede comprar a través de esa misma página y cómo le vas a solucionar su problema o frustración. Finalmente incluirás un botón que lleve directamente a la compra y al pago online del producto o servicio que ofreces.

Es el momento de pasar a la acción

Ya te he dado los principales elementos que debe tener la web de tu bodega para generar negocio en Internet y atraer clientes en la red antes que tus competidores:

  • Crea contenidos de mucha calidad para tu cliente ideal.
  • Incluye cajas de captación de suscriptores en la web y crea un listado de suscriptores para poder establecer una relación de confianza con tu cliente ideal.
  • Y finalmente diseña páginas de venta para venderle tus productos y servicios desde tu web ofreciéndole toda la información que necesita para poder comprar online.

¿Ya tienes bien organizada en tu mente cómo debe ser tu centro de operaciones en Internet?

Una vez que la web de tu bodega esté preparada para vender, deberás aterrizar en ella todas tus acciones de marketing digital. Desde tu web podrás iniciar el proceso de venta convirtiendo al visitante en suscriptor y al suscriptor en comprador.

Cuéntanos en los comentarios cual es el primer paso que vas a dar hoy mismo para que la web de tu bodega comience a generar negocio.

Únete al

Club de Marketing de Bodegas

Te enseñaré cómo diferenciar tus vinos y aumentar tus ingresos con estrategias de marketing que funcionan en el sector del vino. Y además te regalo mi guía 'Cómo Vender Vino en un Mundo Digital'

que ya están creando una marca diferenciadora

Muchas gracias por leerme y participar 😉

Acerca del autor de este post, Eva Bernabé

Soy Eva Bernabé, consultora de Marketing para el sector del Vino. Trabajo con empresas vitivinícolas que quieren diferenciarse y crear una marca reconocida en el mercado para atraer clientes y aumentar sus ventas.