Uno de los principales problemas prácticos con los que se encuentran mis clientes al poner en marcha su plan de marketing es que no saben cómo escribir contenidos que atraigan clientes y les ayuden a vender vino.

Los contenidos digitales son la forma en la que hoy en día las marcas pueden atraer, captar la atención y conectar con personas que aún no les conocen pero pueden estar interesados en comprar sus vinos.

Los artículos en el blog de la bodega, notas de prensa, entrevistas, textos de la web o vídeos en el canal de Youtube, son buenos ejemplos de distintos contenidos digitales.

Y el copywriting o la escritura de textos persuasivos, es la técnica que debemos usar para generar contenidos atractivos que aporten valor al cliente ideal de tus vinos y que le animen a querer saber más cosas sobre tu bodega y a comprar tus vinos.

Y puede que en esto del copywriting haya una parte innata que hace que algunas personas tengan más facilidad al expresarse y saber contar su historia de una forma que atraiga y enganche.

Pero te puedo asegurar que tú puedes escribir fantásticos contenidos e historias sobre tus vinos, tu bodega, tus viñedos y todos aquellos temas que te ayuden a captar la atención de tus clientes, diferenciar tu marca de vinos, generar vínculo emocional y por supuesto, venderles tus vinos.

Para hacer contenidos digitales que se posicionen bien en Internet y que sirvan para atraer clientes, lo primero que necesitas es foco.

No se trata de ponerse a escribir sobre cualquier cosa, dirigiéndote a cualquier persona y sin saber ni lo que quieres conseguir con ellos.

Yo llevo escribiendo y posicionando contenidos en los primeros resultados de Google desde el año 2010 tratando distintas temáticas y desde 2016 sobre viticultura y vino, así como sobre marketing vinícola.  

Y hoy te quiero ayudar a enfocar bien el blog de tu bodega contándote cómo desarrollo yo los contenidos del blog de las bodegas con las que trabajo para atraer miles de visitas, transmitir el valor de los vinos con palabras y animar a la gente a probar y comprar nuestros vinos.

Sigue mis pasos y te aseguro que en unos meses tendrás un blog potente con el que atraer clientes y ventas para tu bodega.

Cómo hacer buenos contenidos de vino para el blog de tu bodega

Como te decía, llevo bastantes años escribiendo contenidos digitales y he puesto en marcha unos cuántos blogs, algunos de ellos de bodegas que, igual que tú, necesitan llegar a nuevos públicos, dar a conocer su marca y sobre todo, ser capaces de transmitir el valor de sus vinos aprovechando todas las armas de comunicación que tenemos a nuestro alcance: palabras, imágenes, vídeos…

¿Por dónde empezar? ¿Qué temáticas tratar? ¿Cómo estructurar un artículo del blog? ¿Cómo redactar el contenido? ¿Qué palabras usar para que se posicione bien en Internet? ¿Cuántos contenidos y con qué frecuencia? ¿Qué extensión debe tener cada contenido?…

Paso 1 – ¿En qué temas te interesa posicionar tu marca de vino en Internet?

Para poner en marcha o reactivar el blog y estrategia de contenidos de una bodega lo primero que hago es analizar las temáticas que más nos interesa tocar.

Deberán ser temáticas que nos ayuden a destacar los puntos fuertes de la bodega o marca de vino, y que al mismo tiempo resulten atractivos para el cliente ideal de la bodega, es decir, temáticas que están buscando en Google o Youtube las personas que queremos que compren nuestros vinos.

Dicho así suena sencillo, ¿verdad?

Pues es así, en realidad esta es la clave. Si eres capaz de dar con estas temáticas, tienes la parte más importante del trabajo hecha.

Eso sí, ten en cuenta que para poder identificar estas temáticas vas a necesitas conocer muy bien tu bodega y conocer muy bien al consumidor de tus vinos:

  • Tu bodega: Tienes que tener muy claras las características que hacen diferente a tu bodega y tus vinos, así como los valores que deseas transmitir a través de tu marca.
  • Tu consumidor o cliente: Debes saber a quién te diriges, a quien hablas cuando escribes. Hombre o mujer, edad, dónde vive, qué cosas le gustan, que cosas le preocupan, cómo se divierte, qué conocimientos de vino tiene, en qué situaciones toma vino y cuáles son sus motivaciones al comprar y consumir vino…

Si tratas de pensar en temáticas sin tener claros los dos puntos anteriores será muy difícil que encuentres de qué temas hablar.

Bien, pues toca darle al coco, haz una lista de todas las temáticas y contenidos que se te ocurran teniendo en cuenta lo que te acabo de explicar.

Veamos un ejemplo:

Imagínate que eres una bodega que elabora de vinos ecológicos de calidad DO Mancha.

Tu proyecto se caracteriza por trabajar distintas variedades autóctonas y crear vinos de gran singularidad, respetando la tradición familiar (puesto que el proyecto lo inició tu bisabuelo hace más de 100 años) pero apostando por la elaboración de vinos ‘modernos’ y enfocándote a consumidores poco tradicionales que están abiertos a descubrir nuevas experiencias.

Por otra parte, tienes claro que el 90% de tus ventas viene de distintos mercados internacionales y has identificado como prioritarios  Alemania, Reino Unido, y Países Nórdicos.

El consumidor ideal de tus vinos disfruta del vino y de la gastronomía pero no tiene una gran cultura vinícola. Le gusta la parte social del vino, le gusta probar vinos de distintas variedades de uva, valora que la marca le transmita una imagen moderna y divertida, pero además es muy importante que sea orgánica tanto porque quiere consumir productos sanos como productos que sean elaborados de una forma sostenible y respetuosa con la naturaleza y el medio ambiente.

Con todo esto ya podemos empezar a pensar en temáticas interesantes, ¿verdad?

Uno de los temas que debemos trabajar será todo aquello relacionado con los vinos ecológicos, su elaboración, su cultivo, maridajes con otros productos ecológicos, consejos sobre alimentación natural y saludable acompañada de vino, cómo organizar una fiesta ‘orgánica’ con amigos…

Otro tema importante para la bodega será atraer público que busque vinos de las variedades de uva que trabaja.

Como estamos ante un consumidor con pocos conocimientos de vino y al que no le interesa demasiado la cultura vinícola, debemos hacer un buen enfoque del tema.

Hablaremos por ejemplo de lo que aporta cada variedad en el vino y con qué tipo de comida marida o combina mejor cada monovarietal.

No entraremos en temas relacionados con cómo se cultivan las distintas variedades de uva o cómo se puede reconocer la planta, ya que eso es algo que al tipo de consumidor al que nos dirigimos no le interesa en absoluto.

¿Qué tal si hacemos una serie de vídeo-catas informales y divertidas (evitando entrar en tecnicismos) con personas con las que el consumidor ideal se pueda sentir identificado? Dependiendo de nuestro presupuesto podrán ser influencers de más o menos nivel o personas que formen parte del equipo de la bodega.

Y por supuesto, un tipo de contenido que siempre hay que trabajar, adaptándolo al tipo de consumidor, contar la historia, el por qué y los valores de la marca de una forma atractiva y generando diferenciación y vínculo emocional.

Como estamos ante un consumidor que valora principalmente la parte social, ecológica y moderna de la marca, estos son los valores que deberemos trabajar en nuestros contenidos.

Tendremos que explicar el por qué de apostar por el cultivo y elaboración orgánicos, conectando con las razones por las que el consumidor de nuestros vinos siempre prefiere consumir marcas que cuiden su salud y el planeta.

Tendremos que mostrar las personas que hay detrás y cómo se divierten elaborando y disfrutando de sus vinos, habrá que mostrar el lado más moderno e innovador a la vez que se cuenta la tradición e historia familiar… 

Otro tipo de contenidos que siempre funciona bien y con el que acertarás seguro es preguntar dudas o temas de interés a los consumidores que compran nuestros vinos y crear contenidos dándoles respuesta. Se les puede preguntar a través de la newsletter o de las redes sociales.

Esta es mi lista de ideas de contenidos para este ejemplo: (1 por mes para 6 meses)

1# Vino ecológico – qué es un vino orgánico, en qué se diferencia de uno convencional, por qué es más saludable, por qué es más respetuoso con el ecosistema, por qué favorece una forma de vida más sostenible para la sociedad…

2# Cómo organizar una fiesta ‘orgánica’ con amigos – hablaremos sobre la decoración, la comida, la bebida, la música… y mostraremos a gente disfrutando. En este artículo aprovecharemos para trasmitir valores de marca asociados a diversión, vinos modernos, apuesta por lo orgánico…

3# Maridajes de vinos orgánicos de distintas variedades con otros productos orgánicos. Mejor a través de vídeo. En tono divertido y mostrando personas con las que el consumidor de nuestros vinos se sienta identificado.

4# Variedades de vino, qué puedes encontrar en cada una, sabores, texturas, colores…. Y cuál va mejor con cada tipo de comida o situación. Todo desde un enfoque de disfrute, sin tocar temas técnicos ni a nivel de cata ni a nivel de cultivo o elaboración.

5# Por qué consumir vinos ecológicos y por qué elaboramos vinos ecológicos. Aquí aprovecharía para generar conexión emocional con la marca. Le contaremos los beneficios de consumir vinos orgánicos mientras le explicamos las razones por las que la bodega y la marca decidieron apostar por la elaboración de vinos orgánicos más allá del beneficio económico.

6# Post escrito o vídeo respondiendo varias preguntas de suscriptores o seguidores en redes sociales.

Únete al

Club de Marketing de Bodegas

Te enseñaré cómo diferenciar tus vinos y aumentar tus ingresos con estrategias de marketing que funcionan en el sector del vino. Y además te regalo mi guía 'Cómo Vender Vino en un Mundo Digital'

que ya están creando una marca diferenciadora

Paso 2 – ¿Qué palabras clave debes usar en tus contenidos?

Ya tenemos una serie de contenidos y temáticas que creemos interesantes tanto para la bodega como para los consumidores de nuestros vinos.

Ahora necesitamos buscar cómo orientar esos temas y contenidos y qué palabras clave usamos para que el consumidor pueda encontrarnos en Google o Youtube (si fuera un contenido en vídeo).

Hay herramientas pro que nos ayudan con esto, como Semrush.

Pero en el sector del vino aún es posible posicionar tus contenidos en los primeros resultados de Internet sin recurrir a herramientas de SEO avanzadas si conoces bien al consumidor de tus vinos y consigues pensar como lo hace él o ella.

Piensa cómo buscaría el consumidor de tus vinos los temas que has anotado en el paso 1 y haz búsquedas en Google y/o Youtube para ver qué sale, qué otros blogs o webs hablan del tema, qué otras opciones de palabras clave te da Google…

Buscamos una palabra clave y el mejor título para cada post o artículo del blog.

Y tenemos que escoger palabras clave con bastantes resultados pero donde los primeros resultados no correspondan a webs o bodegas muy fuertes (con una autoridad de dominio muy alta) ya que si tu blog no es fuerte aún, no podrás posicionarte por delante de ellos tan fácilmente.

El truco es usar palabras clave con búsquedas (aunque sean menos) pero que tus competidores ni los grandes medios de comunicación no estén usando o trabajando.

Así te irás posicionando poco a poco con distintos artículos ganando fuerza y autoridad para Google, de forma que más adelante, puedas competir por palabras clave más importantes.

Pero aquí hay que ser inteligente y estratégico.

Siguiendo con el ejemplo de la bodega de vino ecológico DO Mancha:

Si nuestra bodega está especializada en vino ecológico DO Mancha no tiene que preocuparse porque una bodega con mucho nombre tenga un artículo posicionado como vino ecológico La Mancha en el primer resultado de Google si se trata de una bodega que no produce ni elabora en ecológico sino que solo tiene un vino ecológico y no un tema estratégico para ella, ni forma parte de los valores de su marca.

En este caso, entra a ver su contenido para ver cómo mejorarlo y cómo crear distintos contenidos que te ayuden a que Google entienda que tu bodega es más referente en vino ecológico en La Mancha que la otra bodega.

Y recuerda que nos queremos centrar en mercados internacionales, en concreto, Alemania, Reino Unido, y Países Nórdicos. Luego, necesitamos palabras clave en inglés y en alemán.

Por lo tanto, para buscar las palabras clave que nos interesan entraremos en Google UK, https://www.google.co.uk/ y en Google Alemania, https://www.google.de.

Y ahí haremos búsquedas relacionadas con organic wines, spanish organic wines, organic tempranillo… para buscar palabras clave de cola larga o long tail que puedan atraer búsquedas más específicas que no estén cubiertas.

Por ejemplo: organic tempranillo recommendations 2020, organic wine brands…

Lo mismo haremos con las palabras clave en alemán desde Google Alemania.

Paso 3 – Definir el título del contenido y su estructura

Ya sabemos de qué tema hablaremos, qué palabras clave queremos trabajar a nivel SEO o posicionamiento natural en Internet.

Ahora debes dar con un buen título para el contenido que incluya la palabra clave principal.

Y después vas a trazar la estructura del contenido:

1# Introducción: Necesitas una introducción breve que enganche y en la que expliques al lector de qué le vas a hablar y qué beneficio le aportará seguir leyendo o viendo el contenido hasta el final.

Recuerda que solo seguirá leyendo o viendo en vídeo si consigues darle una buena razón para quedarse.

Esto es como una película, si te engancha en los dos primeros minutos te quedas, sino te vas a buscar otra. En tu caso el tiempo se reduce aún más, necesitas enganchar al lector en los primeros 20-30 segundos.

Así que, empieza con una frase muy corta que genere curiosidad por seguir leyendo.

Tras la introducción podrás entrar a desarrollar el tema.

2# Desarrollo: En el blog, divídelo en distintos apartados incluyendo subtítulos en H2, H3, H4… (el nombre que le da el gestor de contenidos del blog). Google leerá estos subtítulos y los tendrá en cuenta para el posicionamiento, así que, usa palabras clave. Pero los subtítulos deben sobre todo resultar atractivos para el lector, que leídos de forma aislada generen interés por leer el post o artículo completo.

3# Final o Conclusión con llamada a la acción: Haz un final breve pero potente, en el que animes al lector a pasar a la acción, es decir, a probar tus vinos, a visitar tu bodega, a hacerse suscriptor de tu newsletter, a darte su opinión, a compartir el contenido con otros amigos aficionados al vino…, a lo que quieras que haga en función del objetivo del contenido.

Este final o conclusión necesita también de un subtítulo interesante que incite a ser leído ya que es una de las partes más importantes del contenido, dónde puedes conseguir que el lector, tu cliente ideal, actúe.

Ten en cuenta que una parte importante de los lectores son escaneadores, es decir, no leerán el artículo completo sino que solo leerán título, introducción, subtítulos y el texto que vaya en negrita. Esto les debe servir para coger las ideas principales del contenido.

Paso 4 – Redacción del artículo o del guión de vídeo

Una vez entramos a escribir o redactar el contenido, debemos de usar un lenguaje coloquial, utilizar las palabras que usa habitualmente el cliente ideal de nuestros vinos, así como utilizar las palabras clave que hemos definido en el paso 2.

Además, escribe de tú a tú, y muestra las personas de carne y hueso que hay detrás del proyecto.

Trabaja la parte emocional, cuenta lo que os inspira, cómo hacéis lo que hacéis y qué os mueve a hacerlo así.

En los contenidos de tu bodega debe haber historias, experiencias, sensaciones, sentimientos… y también debes ser capaz de demostrar autoridad, conocimientos…, que sois buenos en los que hacéis.

Por otra parte, al organizar el texto siempre debemos hacer fácil la lectura usando frases o párrafos cortos, incluyendo listados, usando la negrita para destacar los puntos importantes…

Y siempre, a lo largo de todo el contenido, generar intriga y expectación por seguir leyendo hasta el final.

Y ahí va mi final o conclusión con llamada a la acción:

¿Quieres hacer el mejor contenido para el blog de tu bodega ahora mismo?

Te he contado cómo lo hago yo pero ahora lo importante es que lo hagas tú.

Sigue los pasos que te indico y prepara un listado con 6 contenidos para el blog de la bodega. Podrás ir publicando 1 al mes durante los próximos seis meses.

Y a partir de ahí desarrolla el primer contenido siguiendo la estructura y los criterios que te he contado.

No necesitas hacer muchos contenidos sino contenidos buenos, que te ayuden a posicionarte en Internet, a atraer muchas visitas y a vender tus vinos.

Y para conseguir hacer buenos contenidos, además de seguir las pautas que te indico necesitas hacer el primer contenido, y el segundo e ir probando y mejorando porque, en esto del copywriting, funciona lo del ‘practice makes perfect’.

Así que, manos a la obra ya mismo!

Y si todavía ves que necesitas más ayuda y no sabes cómo enfocar la estrategia de comunicación y marketing de tu bodega para atraer clientes y ventas, entra aquí para solicitar una sesión de diagnóstico de situación conmigo y veremos juntos qué pasos necesitas dar y cómo puedo ayudarte.  

¿Quieres

DIFERENCIARTE

Únete a mi Club de Marketing del Vino y accede gratis a mi Masterclass "10+1 Estrategias para diferenciar tu marca de vino en el mercado"

en el sector del VINO?

Otros artículos que te pueden interesar:

8 claves para vender tus vinos a través del marketing de contenidos

Usa el blog de tu bodega para vender vino con contenidos de calidad

Cómo trabajar el posicionamiento SEO de tu bodega en Internet

Acerca del autor de este post, Eva Bernabé

Soy Eva Bernabé, consultora de Marketing para el sector del Vino. Trabajo con empresas vitivinícolas que quieren diferenciarse y crear una marca reconocida en el mercado para atraer clientes y aumentar sus ventas.

Recibe acceso gratis a mi Masterclass '10+1 Estrategias para Diferenciar Tu Marca de Vino'